Diferencias entre estufas y chimeneas

Cuando se trata de climatizar un espacio existen diversidad de alternativas bastante factibles, tal es el caso de las estufas y las chimeneas, que si bien puede hablarse de la existencia de un  sistema de funcionamiento parecido, estas presentan entre sí una serie de diferencias, en este caso se enfocarán las estufas y chimeneas que funcionan con leña, es importante saber que también existen a gas y eléctricas, pero para realizar una comparación más detallada se hablará de un solo tipo de estas.

Diferencias entre estufas y chimeneas

Materiales de construcción

Este puede ser el primer factor diferenciador entre estos dos sistemas de climatización, las chimeneas son construidas con materiales como ladrillos, o de metal, e incluso en algunos lugares una chimenea es simplemente un hueco en algún lugar cuyos materiales circundantes son resistentes a las altas temperaturas.

Las estufas por su parte suelen ser elaboradas en materiales como el metal, el acero y en ocasiones en hierro fundido, aunque se trata de materiales considerados un poco antiestéticos, la verdad es que si se contacta a un buen fabricante de estas pueden obtenerse hermosos diseños.

Distribución del calor

Si de instalación estética se trata las chimeneas suelen ser más discretas puesto que el tubo por el cual son evacuados los gases generalmente queda empotrado en la pared, pasando desapercibidos, mientras que en las estufas este queda expuesto, ya que, su proceso de instalación carece de una fase de recubrimiento.

De este mismo proceso de instalación deriva otra diferencia y es que las chimeneas pueden ser utilizadas para calentar otras áreas adyacentes al lugar donde fue ubicado, contrario a la estufa que simplemente calentará la habitación donde se encuentre instalada.

Beneficios de las estufas y chimeneas

Aunque en esencia son distintas, ambas cumplen el mismo objetivo y se trata de climatizar un espacio es esas épocas en las que el frío pareciera imbatible, tanto las estufas como las chimeneas de leña traen consigo una serie de beneficios entre los que se pueden resaltar los siguientes.

  • El hecho de que funcionen a leña las hace económicamente más rentables, ya que, esta resulta accesible en cuanto a costos. En comparación con el gas y la energía eléctrica la leña resulta un combustible mucho más rentable para proporcionar esa calidez deseada en el hogar, ya sea a través de una estufa o de una chimenea.
  • Ambas son excelentes aliadas en la cocina, en el caso de adquirir una estufa con horno podrás preparar en ella excelente comidas, lo mismo ocurre con las chimeneas, son idóneas para llevar a cabo la cocción de exquisitos platos.
  • Excelente elemento decorativo, la instalación de una estufa en una habitación o la presencia de una chimenea en la sala del hogar le da al espacio un toque singular, por eso estos elementos son considerados muy decorativos.
  • Ambas proporcionan un ambiente sin igual para una reunión familiar, la simple existencia del fuego proporciona un agradable ambiente en casa, cuantos no disfrutan de reunirse con amigos y familiares a la luz de la estufa o chimenea para tener un grato momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *