Ventajas e inconvenientes de las chimeneas de gas

A la hora de hablar de chimeneas, tenemos una amplia gama de donde elegir, tipos, diseños, las posibilidades son muy elevadas. Pero antes de decidirnos por un tipo de chimenea en concreto vamos a analizar a fondo las chimeneas de gas: sus ventajas e inconvenientes.

ventajas chimeneas gas

Ventajas e inconvenientes de las chimeneas de gas

Ventajas

Las chimeneas de gas se han convertido en un complemento indispensable para muchos hogares. Sus posibilidades estéticas hacen que sean de muy fácil integración en cualquier entorno.

  • Instalación: las chimeneas de gas son de fácil instalación y no necesitan de una salida de extracción de humos cerca de su ubicación.
  • Múltiples posibilidades en cuanto a diseño: las chimeneas de gas contemplan una amplia gama de diseños los cuales se adaptan a las necesidades estéticas de tu hogar.
  • Comodidad: básicamente es encender y listo. A diferencia de las chimeneas de leña, que hay que hacer las brasas con el trabajo que esto acarrea.
  • Limpieza: las chimeneas de gas son más limpias que las chimeneas tradicionales, ya que no es necesario limpiar nada porque no emite humos, ni se usa leña y por lo tanto tampoco cenizas.
  • Aportan calor: a diferencia de las chimeneas eléctricas (que no aportan tanto calor como las chimeneas de gas ni las de leña), las chimeneas de gas sí aportan calor a la sala. En las chimeneas a gas sus rendimientos van desde los 3 kw a los 14 kw.
  • Leña: no hay necesidad de tener guardadas grandes cantidades de leña, ni partirla ni transportarla, ya que no es necesaria.

Inconvenientes

Hasta aquí todo parece ir bastante bien, pero desgraciadamente, las chimeneas de gas poseen varios inconvenientes:

  • Precio: las chimeneas de gas suelen tener un precio más elevado que sus compañeras, las chimeneas eléctricas o las de etanol.
  • Precio del combustible: el precio del gas es más caro que el precio de la leña. Ya depende de las veces y el tiempo que esté la chimenea en funcionamiento, su gasto será mayor o menor.
  • Calor residual: a diferencia de las chimeneas tradicionales, las cuales cuando apagas el fuego, el calor sigue durando un cierto tiempo. Lo que ocurre con las chimeneas de gas es que una vez apagadas, el calor se desvanece por completo.

Esperamos haberos sido de ayuda en vuestra decisión, no obstante en Chimeneas Llofrio estamos a vuestra completa disposición en el Polígono Industrial Torrealcayna, c/Industria 16, en Churra, Murcia o si lo preferís llamando a los teléfonos 968 835 758 – 663 396 510, o contactando a través de nuestro e-mail: info@chimeneasllofrio.es

Contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *