Sistemas de calefacción para este invierno (I)

Sistemas de calefacción para este invierno (I)

El invierno ha llegado con fuerza y ha dejado a muchos hogares helados. Desde Chimeneas LLofrío queremos que tu casa sea un verdadero hogar en el que tú y los tuyos os sintáis cómodos: por ello esta semana hemos decidido ofreceros algunas alternativas para calentar vuestra casa durante los próximos meses, teniendo en cuenta la eficiencia energética y el consumo de cada uno de los sistemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bomba de calor

La bomba de calor funciona calentando el aire del exterior. Este sistema no está indicado para cualquier espacio y clima, pues al recoger aire del exterior para calentarlo, no resulta eficiente energéticamente cuando la temperatura exterior es muy baja.

Uno de los principales inconvenientes del sistema de bomba de calor es que la unidad exterior, el motor, tiene que enfriar el aire para que la consola interior lo caliente. De este modo, cuando la temperatura exterior es muy baja, se corre el riesgo de que el aire congelado, más la condensación y agua que generan estas máquinas de como resultado hielo, mal funcionamiento o rotura del sistema.

Chimeneas de leña

Los sistemas de leña tradicionales están volviendo a considerarse muy eficientes energéticamente. En la actualidad existen calderas capaces de dosificar la leña y mejorar la eficiencia energética de ésta, ofreciendo batalla a los sistemas más nuevos. Además, los nuevos aislamientos de los sistemas de construcción modernos han mejorado de forma considerable tanto el consumo como las prestaciones que ofrece una chimenea de leña.

Cuando la chimenea está fabricada a medida –previo estudio de las condiciones del espacio, habitación u hogar en el que se instalará- mejora también su capacidad para producir el calor suficiente de manera eficiente.

Dos de las claves de la eficacia están en la madera empleada y en su almacenamiento. Las maderas conocidas como duras, es decir, procedentes de árboles de hoja perenne, tienen un mayor poder calorífico y una eficacia energética mayor, debido a que pueden mantener una temperatura de combustión constante por más tiempo. Por otra parte, el almacenamiento de la madera para mantenerla libre de humedad también resulta indispensable si queremos lograr que nuestra madera sea capaz de calentar con menos gasto económico que otros sistemas.

Sistemas de gas natural

El gas natural presenta muchas ventajas con respecto a muchos de sus competidores. Para empezar, el abastecimiento está asegurado con la conexión a la red de distribución de gas, lo que evita tener que buscar un espacio de almacenamiento de combustible. Los principales problemas que presenta el sistema de gas –el más utilizado en los países más fríos- es que el precio de este combustible fósil varía en función del precio que los mercados quieran darle.

Esto ha hecho que el precio del gas no haya parado de subir en los últimos años. Muchos detractores también consideran inseguro el hecho de tener una caldera de gas en casa. Lo cierto es que la actualidad estos sistemas son bastante seguros y permiten no sólo obtener calefacción, sino también fuego en nuestra cocina o agua caliente.

La próxima entrada estará dedicada a otros sistemas, como las chimeneas de gas, las calderas y estufas de pellets, así como a los diferentes calentadores eléctricos disponibles en el mercado. Les recordamos que en Chimeneas LLofrío llevamos más de 30 años a su servicio, ofreciendo a nuestros clientes lo mejor en climatización tradicional y de última generación para sus hogares. Visítanos en www.chimeneasllofrio.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.