Razones para adquirir una chimenea de gas

Razones para adquirir una chimenea de gas

Las chimeneas de gas modernas ofrecen multitud de beneficios y comodidades que las han convertido en los últimos años en la elección favorita de los consumidores. Hoy, desde Chimeneas LLofrío, les presentamos algunas de las principales razones de este éxito, que quizá ayuden a aquellos que aún duden qué tipo de chimenea instalar en su hogar.

 

Razones para adquirir una chimenea de gas

 

No es necesario tener una chimenea

Aquellos que dispongan en su casa de una chimenea clásica de leña están de enhorabuena, pues resulta sencillo y barato adaptar ésta a un sistema de gas; más limpio y cómodo. Existen multitud de instalaciones que pueden adaptarse con rapidez a las antiguas chimeneas de mampostería. Para realizar el cambio es imprescindible ponerse en contacto con profesionales.

Pero si no se dispone de ningún tipo de instalación en casa, tampoco es un problema. En la actualidad, las chimeneas de gas incluyen tecnologías de ventilación que tan solo implican una tubería. Además, también existen modelos que no requieren de ventilación de ningún tipo, por lo que ya no hay excusas para no sentarse junto al fuego, con independencia del lugar de residencia.

Eficiencia energética

Una chimenea de gas es capaz de calentar toda la casa, incluso las habitaciones desocupadas tanto de día como de noche. Si su intención es calentar tan solo algunas estancias, tampoco hay problema. Se calcula que el ahorro energético de este tipo de sistemas está entre un 20 y un 40%. Esto es un gran avance tanto para aquellos comprometidos con el medio ambiente, como para los consumidores que buscan la mayor eficiencia económica de sus hogares.

Ventajas evidentes

Aquellos clientes que han optado por las chimeneas de gas suelen reportar la misma gran ventaja de estos sistemas con respecto a sus predecesores de leña: la ausencia de almacenamiento del combustible y la limpieza sencilla, es decir, la comodidad de un sistema prácticamente autónomo y limpio. Además, aquellos enamorados del fuego clásico de leña disponen en los modelos más nuevos de diferentes materiales que imitan la combustión clásica. Con las chimeneas de gas actuales es posible controlar la forma y potencia de la combustión, por lo que puede crearse la llama y el fuego perfectos sin esfuerzo y sin que surjan problemas de seguridad.

Diseños espectaculares

Y es que las principales marcas y fabricantes de chimeneas están siempre buscando el diseño más espectacular e innovador y la mayoría plasma las más modernas ideas en sus modelos de gas. Por supuesto, los modelos tradicionales también están disponibles entre las chimeneas de gas, pero si se desea ir un paso más allá en cuanto a elegancia y diseño, este tipo de chimenea suele destacar, además, por ser un elemento decorativo original.

Calor continuo y temperatura controlada

Si bien es cierto que el fuego de leña tradicional es particularmente hermoso, no es menos cierto que las chimeneas antiguas y tradicionales de leña se caracterizan por su ineficiencia energética. En comparación con las nuevas generaciones de chimeneas de gas, las chimeneas de leña clásicas son siempre una fuente de calor discontinua e irregular en su potencia calorífica. Todo esto queda atrás con las nuevas instalaciones a gas, capaces de mantener la temperatura de forma constante, regulando la potencia para alcanzar la temperatura deseada.

Actualmente, la mayoría de sistemas de gas incluyen esta posibilidad, que nos permite regular no sólo la temperatura del fuego, sino la de nuestro hogar al completo.

Para conocer más sobre este tipo de instalaciones, puede ponerse en contacto con Chimeneas Llofrío, especializados diseñadores y fabricantes de chimeneas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.