¿Qué son los pellet?

Los pellets son pequeños cilindros hechos de madera de unos pocos centímetros de diámetro. Son totalmente naturales y están ubicados dentro de la familia de la biomasa sólida.

Su composición se basa en serrín natural seco, sin aditivos. Se utiliza la propia lignina que contiene el serrín como aglomerante, así se comprime el serrín a una alta presión para formar el pellet, lo que hace que tengan una composición densa y dura, haciendo así que tengan un gran poder calorífico.

Uso del pellet

El principal uso de los pellets es la calefacción, tanto en chimeneas como en el agua caliente de cualquier vivienda. Para poder sacar todo el partido a los pellets, se usan estufas o calderas especiales para pellets, las cuales son muy cómodas a la hora de manejarlas.

Los pellets son 100% naturales, no contaminan y además no son tóxicos, con lo que sí se derraman no acarrean problemas, ya que son completamente limpios.

Entre la multitud de usos que tienen los pellets, uno muy curioso es que con ellos se pueden realizar camas para animales, ya que no contienen polvo, son naturales, adsorbentes y limpios.

 

Ventajas de los pellets

Los pellets cuentan con numerosas ventajas, entre ellas podemos destacar que se trata de un combustible económico, ya que cuesta la mitad de precio que el gasóleo. En cuanto al punto ecologista se refiere, no se necesitan talar árboles para su fabricación, ya que normalmente se utiliza el serrín procedente de desperdicios de la industria de la madera. No contamina, ya que es biomasa de C02 neutro, y además evita la emisión de gases de efecto invernadero.

Son muy fáciles de transportar, ya que tienen mucha densidad y debido a su formato granulado ocupan muy poco espacio y se pueden transportar fácilmente. No son nada peligrosos puesto que son 100% naturales, además no producen malos olores.

El estado subvenciona las estufas de pellets, ya que se trata de una energía renovable. Otro de los puntos fuertes del pellet es que no caduca, mientras se guarde en un lugar aguanta sin perder sus cualidades.

 

El consumo de pellet

En los últimos años ha habido en la Unión Europea un aumento del consumo de pellets, concretamente desde 3,8 millones de toneladas en 2005 a 9,8 millones de toneladas en 2010 y a 12,7 millones de toneladas de pellets en año 2012, y se espera que este consumo se duplique en 2020 en 24 millones de toneladas.

La mayor parte de la producción de pellets mundial se importa por Europa, ya que hay una gran demanda cada año. Estados Unidos, Brasil y Canadá, son actualmente los principales exportadores; tras ellos les sigue Europa, que va creciendo su porcentaje de exportación.

En lo que se refiere a nivel nacional, España tiene un gran potencial, tanto en producción como en consumo. Actualmente, el mercado español está iniciando su andadura.

 

Fábricas de pellets

La principal función de las fábricas de pellets es transformar biomasa obtenida de la naturaleza en pellets, las cuales serán quemadas posteriormente para aprovechar esta energía.

Los fabricantes de pellets suelen realizar todo el proceso, el cual a nivel general consta de transformar la biomasa en serrín, compactarlo, empaquetarlo y distribuirlo.

El número de fábricas de pellets en España va aumentando debido al crecimiento de consumo de biomasa que se está produciendo en los últimos años. Como consecuencia, se están abriendo nuevas fábricas con una gran capacidad y calidad de fabricación.

Actualmente, hay más de 40 fábricas de pellet en nuestro país. Entre todas ellas fabrican más de 800.000 toneladas al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.