Mi primera chimenea de gas: consejos para un buen comienzo

Felicidades por tu nueva casa. Tiene todo lo que esperabas, incluyendo una chimenea de gas. Pero si nunca has tenido una chimenea de gas con anterioridad, quizá estés dudando acerca de su correcto uso y funcionamiento. Esta semana, desde Chimeneas Llofrío os damos algunos consejos para empezar con buen pie en el mundo de las chimeneas de gas.

 

Mi primera chimenea de gas: consejos para un buen comienzo

Manual de instrucciones: primer acercamiento

Tratar de encontrar el manual de instrucciones. Ese es el primer paso para llegar a conocer su más reciente adquisición, y el que durante el invierno se convertirá en tu aparato preferido.

Una vez que lo encuentre podrá identificar qué modelo tiene, el fabricante, y cómo las normas de funcionamiento de su nueva chimenea. Si su chimenea es de segunda mano, y tiene la suerte de que el dueño anterior era un hombre precavido, quizá el modelo y número de serie estará en la portada del manual, junto con el número del servicio técnico oficial. Si por el contrario su chimenea es de nueva adquisición, es importante pedir consejo al vendedor e instaladores.

Por otra parte, hay veces en las que la información que se precisa no está disponible en el manual o simplemente no se tiene un manual en absoluto. Es importante no asustarse.

Normalmente, mucha información adicional está disponible en una placa en la chimenea, que identifica las características de la unidad. Esta está ubicada, generalmente, debajo de las rejillas, o detrás de un panel desmontable. Una vez que conozca su modelo y número de serie, una búsqueda a través de Internet, es muy probable que le proporcione los   manuales, distribuidores y técnicos oficiales de su zona.

 

El primer fuego

Antes de encender el fuego de una chimenea de gas por primera vez es importante estar cómodo con lo que está haciendo. Leer el manual es fundamental, así como consultar con especialistas, si fuera necesario. Si  después de todo, todavía se siente inseguro, quizá no sea tan malo -una chimenea de gas es un aparato importante y que debe respetarse.

Sin embargo, si necesitamos con urgencia encender el fuego, una llamada a  nuestro distribuidor local, o miembro del servicio técnico oficial le dará el apoyo que necesita. Es prácticamente seguro que puede reservar una cita para que alguien venga y le muestre el funcionamiento de todo.

 

Mantenimiento y  medidas de seguridad del sistema

Las instalaciones de este tipo poseen mecanismos de seguridad variados, testados en múltiples situaciones, y que cuentan con las últimas innovaciones en investigación y desarrollo, con el fin de convertir a las chimeneas de gas en un fuego aún más seguro que las tradicionales chimeneas de leña.

Sin embargo, como todo elemento donde el fuego esté presente, existen precauciones y tareas de mantenimiento que no deben obviarse y cuyo respeto es imprescindible para mantener el sistema.

Si bien este tipo de instalaciones a penas genera residuos, es importante que sean revisadas a fondo por técnicos especializados, al menos una vez al año, y siempre que el fabricante no indique una periodicidad mayor, en cuyo caso es imprescindible respetar los plazos de revisión técnica.

Logrando Manteniendo estas medidas, no sólo se evitan accidentes, sino que, además, se amplía la vida útil del aparato, así como su óptimo funcionamiento.

 

Chimeneas Llofrio, distribuidor con más de 30 años de experiencia,  felicita a todas aquellas familias que hayan adquirido recientemente una chimenea de gas. Estas instalaciones son una de las formas más populares de calentar tu hogar de forma eficiente y segura. Les deseamos que pasen momentos inolvidables junto al fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *