Consejos para novatos de las chimeneas de gas

Si recientemente has adquirido tu primera chimenea de gas, enhorabuena; este tipo de sistemas poseen grandes beneficios para sus usuarios: limpieza, menor mantenimiento, abastecimiento continuo, etc. Sin embargo, existen algunos consejos y trucos cuando nos encontramos frente a frente por primera vez con nuestra nueva adquisición. Desde el blog de Chimeneas LLofrio – distribuidores y fabricantes de chimeneas – queremos contártelos todos.

Consejos para novatos de las chimeneas de gas

Manual de uso: instrucciones

Una chimenea de gas, a pesar de su apariencia de chimenea clásica es un electrodoméstico más. Es decir, viene con instrucciones de uso, mantenimiento, etc. Estas no son sólo importantes por cuestiones de seguridad, sino por el hecho de que este tipo de instalaciones incluyen elementos de domótica y control telemático que se sofistican cada día. Por ejemplo, en la actualidad podemos encontrar chimeneas de gas que podemos controlar utilizando nuestro teléfono móvil, un mando a distancia o una consola centralizada en nuestra casa. Para todo ello, y con la intención de aprovechar al máximo las múltiples ventajas de una chimenea de gas, lo mejor es conservar a mano el manual de uso.

Medición del consumo

Una excelente idea durante esos primeros días en los que empezamos a utilizar nuestra chimenea de gas, es llevar un pequeño diario de uso de la misma. Con esta medida, en apariencia tan concienzuda, lograremos hacer un cálculo aproximado del consumo por hora real de nuestra instalación, ya que si bien la factura nos indicará un gasto extra de gas, lo cierto es que desconoceremos el consumo si no contabilizamos las horas de uso, así como la potencia del aparato durante ese tiempo.

Conocer a fondo las medidas de mantenimiento y seguridad del sistema

Las instalaciones de este tipo poseen numerosos mecanismos de seguridad, testados concienzudamente y con las últimas innovaciones tecnológicas a fin de convertir a las chimeneas de gas en un fuego más seguro que las tradicionales chimeneas de leña. Sin embargo, como todo elemento donde el fuego esté implicado existen ciertas precauciones y labores de mantenimiento que no debemos pasar por alto. Si bien este tipo de instalaciones no general a penas residuos, es importante que sean revisadas a fondo por técnicos especializados al menos una vez al año –si el fabricante no indica más inspecciones-.

Manteniendo estas medidas, no sólo evitamos accidentes, sino que además ampliamos la vida útil de nuestro aparato, que podremos disfrutar durante más años y en mejores condiciones.

Preparados para disfrutar

Pero no todo va a ser precauciones, mediciones y control. Es imprescindible disfrutar de nuestra nueva chimenea. Relajarnos junto al fuego, observarlo mientras cenamos tumbados en la alfombra y en buena compañía, o mientras leemos un buen libro en una tarde lluviosa son algunas de las situaciones en las que nuestra nueva chimenea de gas podrá hacernos sentir especialmente cómodos, a gusto y en casa. Pocos elementos logran con tanta eficacia convertir una simple vivienda en un cálido hogar, como una buena chimenea.

Desde Chimeneas Llofrio felicitamos a todos aquellos que hayan adquirido recientemente una chimenea de gas, una de las formas más populares de calentar tu hogar de forma eficiente y distinguida,  y les deseamos que pasen momentos inolvidables junto al fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.