Cómo encender una chimenea de leña (I)

Cómo encender una chimenea de leña (I)

Es común encontrarnos el siguiente fenómeno: cuando queremos encender un fuego, todo el mundo se acerca y se declara experto en la materia. Al parecer, casi todo el mundo es especialista en encender una hoguera o chimenea. Sin embargo, llegada la hora de la verdad, pocos son realmente capaces de hacer fuego de forma consistente sin la ayuda de acelerantes o sistemas de encendido de fuego especiales, como las pastillas de combustión.

El fuego y la atracción que nos causa su encendido están ligados al hecho de que junto a un buen fuego de leña solemos sentirnos confortables de forma casi inmediata. Lamentablemente, y pese al furor de muchos por domesticar el fuego –sobre todo los hombres-, suelen necesitarse algunos intentos para lograr caldear el ambiente. Por eso hoy, desde el blog de Chimeneas LLofrío, os presentamos algunos trucos para encender una chimenea de leña de forma rápida y a la primera.

 

Cómo encender una chimenea de leña (I)

 

Lo más importante es la leña apropiada

Aquellos que sigan con asiduidad el blog de Chimeneas Llofrío sabrán distinguir la leña perfecta para chimeneas. Es decir, aquella cuya curación, secado y dureza sean los apropiados para crear un fuego sin excesivo humo y que logre mantener un poder calorífico constante, mejorando la eficiencia energética de la instalación. Por supuesto, huelga decir que la leña húmeda es la peor enemiga de un encendido rápido y eficiente.

 

La primera llama

La mejor forma de comenzar un fuego es utilizar papel de periódico como primer combustible, ya que debido a que es más seco y fino, así como altamente inflamable, posee las propiedades perfectas para ser empleado en la base de una pira. Es importante saber que es mejor no utilizar el papel coloreado de revistas y otras publicaciones con tintas a color, debido a que su combustión es muy lenta y de poca intensidad, y además las tintas desprenden gases muy tóxicos en su combustión.

Como veremos más adelante, la construcción adecuada de una pira es la clave para encender más rápido un fuego consistente; sin embargo, un factor clave es crear una primera capa bajo la pira en la que el papel y las pequeñas astillas se encuentren juntas. De esta manera la llama irá creciendo poco a poco hasta lograr un fuego consistente.

 

La construcción de una pira de leña

La manera de apilar los troncos de madera es importante, ya que si la estructura no permite la oxigenación del fuego, éste se apagará de forma rápida, dejándonos con dos palmos de narices.

Los expertos aseguran que para crear la estructura de madera perfecta, para lograr un buen fuego de chimenea, lo mejor es fijarnos en el conocido juego “la yenga”. De esta manera, una formación en la que los troncos dejen huecos o vanos por los que el aire pueda fluir de abajo hacia arriba producirá un fuego constante y vivo, capaz de encenderse rápidamente y con unas características caloríficas que lograran una mayor eficiencia energética.

Lo más inteligente sería colocar una pila en horizontal sobre la cual se coloca una vertical, siguiendo un patrón repetitivo que lograría la pila perfecta. De esta forma, además, se maximiza el área de la madera expuesta al primer combustible, de manera que es casi imposible que nuestro fuego no prenda a la primera.

La semana que viene seguiremos con algunos consejos más, que lograrán que podamos encender un buen fuego en casi cualquier circunstancia. Desde Chimeneas LLofrío os invitamos a tratar de lograr el fuego perfecto en vuestro hogar, para disfrute de los vuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *