Chimeneas a gas, ventajas e inconvenientes

Las chimeneas a gas en general proporcionan los mismos beneficios de calefacción de una chimenea a leña, cuando se trata de mantener la temperatura del hogar en los grados que proporcionen el mayor confort hay diversidad de alternativas de chimeneas, pero en este caso se hablará de una de las más estéticas, efectiva y prácticas, se trata de las chimeneas a gas.

El funcionamiento de estas como el nombre lo indica se basa en la entrada de un suministro de gas que en general puede provenir del gas natural, en caso de contar con este en la vivienda o directamente de una bombona de gas,  por cualquier de las opciones que se opten sin lugar a dudas se estarán generando grandes beneficios.

Las razones por las cuales se debe optar por el uso de las chimeneas a gas en el hogar son múltiples, a continuación se presentan una serie de estas.

 

Practicidad en la instalación.

El hecho de que este tipo de chimeneas no requiere una tubería para la expulsión del humo como lo necesitan las chimeneas a leña, hace de esta mucho más fácil de instalar, además de que no hay que hacer grandes transformaciones dentro de casa, solo bastará con conectarla a la tubería que le proporcione el gas y ya estará lista para ser usada.

 

Solución eficiente a las temporadas de frio.

Cuando se piensa en instalar un chimenea en casa se hace en función a contar con un sistema de calefacción efectivo, pues con las chimeneas a gas este está más que garantizado, además ofrecen el beneficio de que el fuego puede ser regulado a gusto, cosa que con otro tipo de chimeneas se dificulta.

 

Decoración y estética.

El hecho de que estructuralmente estas chimeneas sean muy hermosas las hace un implemento decorativo perfecto, en general al ser ubicadas en cualquier parte de la casa le proporcionan un toque estético único y agradable, además de que las opciones de este tipo de chimeneas son múltiples por eso pueden ser adaptadas a cualquier ambiente que se desea climatizar y hacer más estético al mismo tiempo.

 

Limpieza en el hogar.

Este tipo de chimeneas no genera partículas de suciedad como las chimeneas a leña por ejemplo, es por eso que el proceso de limpieza de estas será más práctico.

 

Respuesta inmediata.

El encendido es rápido y comienza a emanar calor de la misma forma, no hay que esperar un largo periodo de tiempo como con otras chimeneas, basta con activar el piloto de encendido y comenzará el proceso de climatización de la estancia.

 

Inconvenientes de las chimeneas a gas.

A pesar de los múltiples beneficios que ofrece este tipo de chimenea, hay algunos factores que no parecen agradar del todo y se basan en las siguientes características.

  1. Para quienes aman el ambiente que crea las chimeneas a leña, como por ejemplo el olor, el crujir de la leña, la calidez de observar la llama, esto en general no lo proporciona una chimenea a gas.
  2. En cuanto al precio este parece ser uno de los mayores inconvenientes de este tipo de chimeneas puesto que resulta más costosa que otros modelos.
  3. Así como la respuesta al encendido es inmediato el de apagado también lo es, una vez que se apaga esta chimenea se termina por completo el proceso de generación de calor, es decir, en esta no existe el beneficio de calor residual.

En general los inconvenientes no son equiparables a los beneficios por lo que este tipo de chimeneas resulta una de las mejores alternativas existentes en el mercado, por eso cada vez son más las personas que optan por adquirir estos modelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.