Bioetanol, la chimenea del futuro

Bioetanol, la chimenea del futuro

¿Ha considerado alguna vez poner una chimenea en casa, pero las considera que las tradicionales son sucias y requieren almacenar leña, mientras que las de gas le parecen peligrosas? La solución está en el bioetanol.

 

Bioetanol, la chimenea del futuro

 

Las chimeneas de bioetanol son una nueva apuesta del sector de las chimeneas y ofrecen sorprendentes ventajas con respecto a sus competidoras tradicionales. Considerada como energía limpia, el bioetanol no contamina, es inodoro, neutro en carbono, no requiere de salida exterior o chimenea para su combustión y además es una fuente de energía sostenible.

La instalación de este tipo de hogares es sencilla y rápida, pudiendo realizarse en cuestión de minutos con habilidades básicas de bricolaje. El bioetanol es el combustible empleado para obtener el fuego, un producto limpio que no produce hollín. Además, el fuego producido por el bioetanol no produce humo, lo que permite sentarse junto al fuego sin olores ni molestias respiratorias.

Gracias a la ausencia de chimenea, el fuego producido con bioetanol no desaprovecha nada de la energía térmica generadamaximizando el aprovechamiento del poder calorífico de nuestro combustible y permaneciendo en la estancia en la que lo utilizamos. El etanol es un producto seguro y una fuente primaria de calefacción. Gracias a que no necesita una salida de humos, estas chimeneas son incluso móviles, ya que permiten que las recoloquemos en diferentes estancias de nuestra vivienda, en función de nuestras necesidades.

El resultado final de la combustión del etanol difiere mucho de las chimeneas tradicionales, ya que no desprende peligrosos humos que pueden resultar tóxicos; sino tan solo una pequeña cantidad de agua y dióxido de carbono, que ni humedecerá la pintura de sus paredes ni provoca peligro alguno para la salud.

Mientras que las chimeneas de leña o gas requieren el almacenamiento y la limpieza constante de las primeras, y la instalación de gas y el peligro de las segundas; las chimeneas de etanolúnicamente requieren de una botella del combustible para recargarlas. Una simple carga del biocombustible limpio y solo tendrá que encender el quemador para obtener una llama de energía limpia y libre de humo, logrando además una llama de forma prácticamente instantánea.

Pero sin duda las dos principales ventajas de estos nuevos sistemas son su belleza decorativa y la increíble facilidad de mantenimiento y limpieza. Y es que no hay solución decorativa actual que no incluya este tipo de fuegos, que permiten introducir el fuego mismo como elemento de nuestro hogar, gracias al uso combinado del bioetanol, el cristal y la inexistencia de salida de humos, se puede decorar el centro de una estancia con un reconfortante fuego. Además, la facilidad en su uso y la mínima necesidad de mantenimiento y limpieza, hacen de esta opción, una opción con mucho futuro.

El bioetanol es un alcohol que se produce a partir de la fermentación de azúcares, normalmente procedentes de cultivos agrícolas como la patata, la caña de azúcar o, desde hace unos años, el trigo. El resultado de la combustión es únicamente agua y dióxido de carbono, ambos en pequeñas cantidades. Habitualmente podemos encontrar este tipo de combustible en botellas de entre 1 y 5 litros, debiendo asegurarnos de que el combustible que adquirimos reúne los estándares de calidad y pureza.

Por último, debemos tener en cuenta que no todas las chimeneas o quemadores de bioetanol son iguales. Si quiere la máxima calidad y seguridad en su instalación, debe ponerse en manos de profesionales que le provean de productos que hayan pasado todos los controles de seguridad. Es importante seguir este consejo, tanto adquiriendo la chimenea, ya que esta decisión no solo le protege, sino le resultará más económica a largo plazodada la durabilidad de las buenas chimeneas de este tipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.