5 razones para elegir una chimenea de etanol

Las soluciones de etanol se están convirtiendo poco a poco en muy populares, sobre todo entre los interioristas y expertos en diseño, ya que saben de la belleza y comodidad que ofrecen este tipo de instalaciones. Si es usted una de las muchas personas que está considerando una chimenea de etanol, este nuevo post del blog de Chimeneas LLofrio puede serle de gran ayuda, pues le daremos 5 buenos razones para decidirse por una chimenea de etanol.

5 razones para elegir una chimenea de etanol

 

Las chimeneas de etanol poseen poder calorífico

Por obvio que pueda parecer, lo cierto es muchos clientes consideran este tipo de instalaciones únicamente por su contribución al diseño y la decoración de los espacios. Pero más allá de la belleza de las llamas sin humo que producen las chimeneas de etanol, lo cierto es que son capaces de proporcionar cierto confort en espacios fríos, ya que funcionan como miniestufas.

Si bien es cierto que no son la opción correcta cuando se busca un sistema de calefacción para toda la casa, ya que producen en torno a la mitad de calor que una estufa convencional, sí que pueden servir como fuente de calor complementaria en estancias pequeñas. Además, la temperatura sube de forma instantánea cuando se encienden, distribuyendo el calor progresivamente.

Sin salida de humos

Una de las razones favoritas de aquellos que eligen las chimeneas de bioetanol es la ausencia de conducto para eliminación de humos. Dado que este tipo de combustión no los produce, las instalaciones no requieren obra, y el montaje de la chimenea puede realizarse en apenas 5 minutos. Todo un lujo al alcance de cualquiera, ya que puede instalarse en lugares como pisos, locales comerciales, restaurantes, etc. Gracias a esta propiedad, la chimenea de bioetanol puede cambiarse de lugar sin apenas molestias, lo que permite llevar el fuego a nuestro punto favorito de la estancia.

Poco mantenimiento y sin apenas limpieza

Dado que la llama producida mediante bioetanol es muy limpia, la necesidad de mantenimiento es mucho menor que en las tradicionales. Esto es debido a que el hollín resultante de la combustión es apenas inexistente y sólo aparecerá tras un uso muy prolongado. Devolver el brillo a las partes de acero inoxidable de las chimeneas de etanol es bastante sencillo y rápido. Si nuestra chimenea dispone de mamparas de cristal, también estas son fáciles de limpiar y poner a punto.

Puede colocarse en cualquier punto de la casa

A diferencia de las chimeneas tradicionales, los nuevos sistemas alimentados por etanol pueden utilizarse en cualquier punto de una estancia. Los modelos de pared pueden colgarse de forma similar a un cuadro o pantalla de televisión plana en cualquier lugar. Además, existen modelos similares a esculturas de fuego vivo que pueden decorar el centro de un espacio y cambiarse también de lugar a conveniencia. Por último, algunos modelos recientes incluyen ruedas y pueden decorar distintos espacios y lugares.

Uso más que sencillo y ecológico

Utilizar una de estas chimeneas es muy sencillo. Únicamente requiere llenar el depósito de combustible, y encender el quemador. Existen sistemas capaces de encenderse de forma automática, controlados mediante mandos a distancia e incluso desde el teléfono móvil. Como no produce apenas residuos, su uso es prácticamente tan sencillo como el de una estufa eléctrica. Además, si la chimenea permite el uso de bioetanol para su funcionamiento, el consumidor puede optar por este biocombustible de origen renovable obtenido a partir del procesamiento de distintos vegetales, con lo que contribuirá a disminuir el impacto ambiental que supone el uso de otros combustibles de origen fósil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.