5 cosas que hacer junto a una chimenea

5 cosas que hacer junto a una chimenea

Chimeneas Llofrío le ofrece las mejores chimeneas clásicas al mejor precio. No se prive del placer de una cálida noche en familia o pareja y déjese llevar por la magia del fuego, no se arrepentirá.

 

5 cosas que hacer junto a una chimenea

 

Asar castañas en una fría noche de invierno

Las personas mayores del sur de España aún recuerdan los viejos tiempos. Hace no tantos años no existían los calefactores eléctricos o de gas, y el único compañero durante el frío invierno era la cálida luz del fuego de la chimenea casera. Siempre lista para hacer de cualquier casa un verdadero hogar, en torno a ella se hacía prácticamente todo en familia. Una de esas tradiciones casi perdidas, que está directamente relacionada con las chimeneas clásicas, y que aún se recuerda con añoranza, son las castañas asadas junto al fuego. Todo un acontecimiento para la familia, que aún puede disfrutarse, de alguna forma, por las calles de algunas ciudades, en las que los castañeros traen recuerdos a los mayores durante el invierno.

 

Contar un cuento a tus hijos.

Y es que al abrigo del fuego la imaginación vuela y la atmósfera cambia. Todo es posible en los recovecos del brillo mágico de una chimenea: fantasía, terror o simplemente anécdotas o historias de nuestra vida. Por alguna razón, aquello que se cuenta junto al fuego queda grabado de forma especial en la memoria de aquellos que escuchan. Si quiere hacerse oír o que recuerden aquello que cuenta, piense en acercarse a la hipnótica danza de una llama.

 

Calentar el ambiente

Romanticismo, calor y la sensación de estar en el lugar más confortable del mundo. Desde siempre, la imagen de una chimenea y una alfombra está asociada al amor, al erotismo y la pasión desenfrenada. Miles de películas, libros y canciones nos hablan de ello. Y no es casualidad, porque pocos lugares son más propicios para una declaración, un tórrido encuentro o simplemente para recuperar la chispa perdida, que junto a una chimenea.

 

Conquistar el mundo y leer un buen libro

La idea de un gran butacón junto a una chimenea es también un arquetipo que trasciende nacionalidades, lenguas y culturas. La imagen del hombre rico y poderoso sopesando cual será su siguiente paso en su sillón orejero, mientras agita su copa de coñac, es una imagen del éxito en la vida. No hay televisor ni distracciones. Solo el fuego y él, en el que se concentra y del que parece sacar el impulso y la fuerza que le permite triunfar a cada paso que da.

Asimismo, una gran chimenea favorece la lectura y la meditación. La excusa más vieja del mundo: “No tengo tiempo para leer”, será historia junto al fuego. Lo cierto es que ordenadores, tablets, móviles, tvs, etc. han cambiado nuestra forma de vivir, haciendo para muchos imposible concentrarse más de 2 minutos en una misma cosa. Una habitación con chimenea es un espacio para que nuestra mente descanse y pueda concentrarse adecuadamente.

 

Quemar documentos incómodos

Se dice que en la noche de San Juan, si uno escribe un deseo y lo entrega al fuego, este se cumple. Los ritos relacionados con la purificación del fuego se repiten en todo tiempo y lugar. No es solo algo propio de espías: “quemar después de leer” es un buen consejo para soltar lastre en nuestras vidas y mirar hacia adelante con más futuro que pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.